Una vez que un koala hembra madura sexualmente, se aparea tan a menudo como una vez al año. Estos marsupiales se reproducen típicamente a finales de la primavera y principios del verano, un período durante el cual las hembras experimentan el celo varias veces hasta que encuentran pareja. Aunque sus períodos de gestación son cortos, pueden seguir cuidando de sus crías durante más de un año después de nacer.

Encontrar una pareja

Los koalas viven en el hemisferio sur, donde el final de la primavera y el principio del verano caen alrededor de octubre y noviembre. Durante este período, las hembras experimentan el celo, la compulsión biológica para encontrar pareja. A medida que pasan por el estro, los machos se anuncian a las hembras marcando los árboles con sus olores y bramidos. En algunos casos, los machos pueden pelear físicamente entre sí en competencia por una hembra.

reproduccion y apareamiento del koala

Apareamiento y gestación

Después de aparearse con una hembra, el koala macho no ayuda a cuidar de las crías. Las hembras experimentan un corto período de gestación, dando a luz después de sólo unos 35 días. El proceso de parto es relativamente simple para ella, ya que típicamente da a luz a un solo bebé, llamado Joey. El Joey mide menos de una pulgada de largo cuando nace y es incapaz de cuidarse a sí mismo. Sordo, ciego y sin pelo, usa la parte superior de su cuerpo relativamente fuerte para arrastrarse sin ayuda hasta la bolsa de su madre, donde se sujeta a un pezón.

Criando al Joey

Una vez pegado al pezón de su madre, el joey se mantiene en su lugar durante unos seis meses, viviendo exclusivamente de una dieta de leche. Después de seis meses más o menos, se desarrolla lo suficiente para dejar la bolsa, y su madre lo desteta de su leche y lo pone en una dieta de hojas semidigeridas llamada papilla, un residuo no fecal excretado por la madre. Deja la bolsa por períodos cada vez más largos de tiempo hasta que tiene alrededor de 11 meses de edad, en cuyo momento vive fuera de forma permanente.

El ciclo de vida continúa

Aunque el joven koala puede permanecer cerca de su madre durante varios meses más, es capaz de independizarse completamente cuando tiene alrededor de 1 año. Tanto los machos como las hembras son sexualmente maduros cuando tienen 2 años, en cuyo momento las hembras comienzan a experimentar sus ciclos estacionales de celo. Si bien los machos son capaces de reproducirse, es posible que no se aparejen durante varios años más, ya que los machos más jóvenes pueden no ser lo suficientemente grandes para competir con los koalas más viejos en la lucha por los afectos femeninos.