Comprar frutas y vegetales frescos en el verano corre el riesgo de invitar a huéspedes no deseados a su casa. Unos pocos días después de su compra, puede encontrar pequeños bichos congregados alrededor del cubo de basura o del triturador de basura, y estas molestias voladoras pueden propagarse rápidamente. Tratar con las moscas de la fruta requiere una mezcla de prevención cuidadosa, así como el uso de las técnicas adecuadas para eliminar las plagas.

Moscas de la Fruta

La mosca de la fruta más común es la drosophilia melanogaster, aunque existen varias otras especies y todas exhiben los mismos comportamientos y ciclo de vida. Las moscas de la fruta son atraídas por las frutas y vegetales no refrigerados, así como por los líquidos agrios o fermentados, y tienen una vida útil de alrededor de 30 días. Las moscas de la fruta maduran en una semana, dependiendo de la temperatura ambiente, y una sola mosca de la fruta puede poner alrededor de 500 huevos durante su corta vida. Esto significa que una infestación puede llegar a ser grave si no se toman medidas para detenerla.

pequenos bichos que vuelan alrededor de la basura

Fuente

Los productos frescos son la fuente más probable de infestación de la mosca de la fruta. Cualquier fruta o verdura que madure al menos parcialmente en la vid puede atraer a las moscas de la fruta, pero tienden a favorecer a las plantas con alto contenido de azúcar, como los plátanos o los tomates, frente a los productos menos dulces. Los huevos puestos en los productos en el campo pueden permanecer inactivos durante el transporte refrigerado, sólo para eclosionar una vez que pasan el tiempo en su cocina o armario caliente.

Control

La clave para lidiar con una infestación de mosca de la fruta es considerar lo que las moscas quieren y necesitan para sobrevivir. En primer lugar, debe cubrir o desechar cualquier fruta o verdura que les pueda resultar apetitosa, especialmente cualquier producto que esté maduro o sobremaduro. También debería vaciar el fregadero cuando no lo utilice y colocar un tapón en el triturador de basura para evitar que utilicen la humedad sobrante para sobrevivir. Incluso el agua agria de una esponja o una mopa puede ser suficiente para mantener una infestación de moscas de la fruta y fomentar la cría.

Trampas

Una vez que haya eliminado las fuentes de alimento y agua de la ecuación, puede colocar trampas para reducir la población de moscas de la fruta. Una simple trampa para moscas de la fruta consiste en llenar una taza o un tazón con vinagre de sidra de manzana y añadir unas pocas gotas de líquido para lavar platos. El jabón rompe la tensión superficial del vinagre, de modo que cuando las moscas intentan beber del líquido acre, caen en él y se ahogan. También se puede crear un embudo de papel y colocarlo sobre un vaso u otro recipiente que contenga vinagre o un trozo de fruta madura como cebo. Las moscas pueden arrastrarse por el embudo, pero una vez dentro del recipiente, no pueden salir volando.