Tanto las ranas como los humanos tienen intrincados sistemas musculares, pero una inspección cercana revela que están construidos de manera particular para las necesidades de cada uno. En pocas palabras, las ranas se construyen para saltar y los humanos para hacer muchas cosas.

Esqueleto

Los músculos de las ranas y los humanos se adhieren al esqueleto. Aunque los músculos estriados (músculos para el movimiento) se conectan con las fibras musculares y los tejidos de ambas especies, el número y los tipos de huesos efectúan un movimiento especializado. Por ejemplo, los humanos tienen 24 vértebras que permiten movimientos de arco de la espalda, mientras que las ranas sólo tienen nueve. La tibiofibula combinada de una rana, o espinilla grande, hace que saltar sea mucho más fácil en comparación con las espinillas separadas de los humanos.

especies de ranas venenosas en sudafrica

Habilidades especializadas

Las ranas tienen una habilidad principal: saltar. Los humanos, debido a un mayor número de huesos y un sistema muscular más extenso, tienen varias habilidades, incluyendo, correr, saltar, caminar, escalar, nadar, sentarse, mantenerse erguidos, encorvarse y ponerse en cuclillas.

Diafragma

Las ranas carecen de una cosa que los humanos tienen y usan cada segundo: un diafragma. Este músculo en los humanos ayuda con el movimiento involuntario de la respiración. Las ranas mueven el oxígeno dentro y fuera de su piel.

Bípedos contra cuadrúpedos

Los humanos son bípedos, lo que significa que caminan erguidos sobre dos piernas, mientras que las ranas deben caminar y saltar usando sus cuatro patas. Nuestro avanzado sistema muscular nos permite estar de pie sin tambalearnos ni caernos.

Músculos de la mandíbula

A diferencia de los humanos, los sapos tienen un extenso sistema muscular dentro de sus mandíbulas. Estos músculos ayudan en la recolección y consumo de comida, ya que trabajan para empujar la lengua hacia afuera para atrapar a la presa.

Músculos de la garganta

Al comer o beber, los músculos de la garganta de un humano empujan la comida por el esófago, iniciando el proceso de digestión. Las ranas beben absorbiendo agua y humedad a través de su piel de capas finas y usan los músculos de sus cavidades oculares para empujar la comida por la garganta para su digestión.

Músculos del pecho

Los músculos del pecho ayudan en los patrones de respiración involuntaria de los humanos. Las ranas tienen pulmones en forma de saco que no requieren ayuda de los músculos del pecho, por lo que carecen de ellos.