Si tienes un perro grande o mediano, sus constantes tirones durante los paseos pueden causar problemas de espalda. Incluso si no tienes antecedentes de problemas de espalda, el ajetreo diario de pasear a tu perro puede llevarte a problemas graves. Sin embargo, si investiga el problema y aprende sobre las diferentes soluciones, debería poder tratar su dolor de espalda.

Por qué sucede

El dolor en la parte baja de la espalda por caminar con el perro se produce típicamente por la inexperiencia. La mayoría de los nuevos propietarios de perros no han desarrollado los músculos de la espalda necesarios para hacer frente a los tirones. Cuando la espalda permanece rígida, absorbe la fuerza, causando problemas en la parte baja de la espalda con el tiempo. Los perros más jóvenes, en particular, están llenos de energía y tienen más probabilidades de tirar de ti. Sin embargo, cualquier perro, si no está entrenado adecuadamente, puede causar problemas similares.

dolor en la parte baja de la espalda por pasear un perro con correa

Entrenamiento

La mejor manera de lidiar con este problema, es entrenar a su perro apropiadamente. Con el entrenamiento adecuado, su perro caminará a su lado, o incluso puede seguirlo sin ninguna correa. Esto abordará la razón central de su dolor de espalda. La forma más fácil de entrenar a tu perro de esta manera es dejar de caminar cuando empiece a tirar. Su perro aprenderá gradualmente el comportamiento adecuado. Decirle a su perro que se siente o se quede cada vez que tire acelera este proceso.

Correas especiales

Las correas especiales pueden ayudarle a entrenar a su perro y a reducir el estrés en la parte baja de la espalda así como en el cuello de su perro. Estas correas funcionan según diferentes principios. Algunas son arneses de cuerpo entero que proporcionan una mejor palanca, mientras que otras tienen mecanismos especiales que añaden tensión extra cuando tu perro tira. Estas correas están disponibles en tiendas de mascotas y en Internet. Cuéntale tu problema a la dependienta y pregúntale si tiene alguna sugerencia.

Tratando el problema

La mejor manera de evitar el dolor de espalda baja es doblar las rodillas al caminar. De esta manera, tus rodillas y no tu espalda absorberán la fuerza de los tirones de tu perro. Trate de usar un calzado sensato que amortigüe sus pasos y evite levantar a su perro cuando sea posible. El problema también puede disminuir por sí solo, ya que los músculos de la espalda deben desarrollarse con el tiempo. Visitar un quiropráctico es otra forma de tratar su dolor de espalda. Estos especialistas aplican presión para mantener su espalda bien alineada y sin dolor.