Los signos de enfermedad en una boa constrictora pueden ser difíciles de identificar. Como tu boa no va a llorar para que sepas que tiene dolor o se siente enferma, depende de ti averiguar si está sana o no. Aprender los signos de la enfermedad y lo que constituye un comportamiento y hábitos normales te ayudará mucho a mantenerla sana y feliz.

Apetito saludable

Un apetito saludable es siempre una buena señal de que la boa constrictora de tu mascota está sana. Las boas jóvenes comen al menos una vez a la semana, mientras que los adultos pueden alimentarse dos o tres veces al mes. Una boa saludable probablemente aceptará tanto ratas o ratones congelados como recién muertos, que deben ser más pequeños que la circunferencia de su serpiente en la mitad del cuerpo. Si la tuya está ignorando la comida que pones en el tanque o jaula, puede ser una señal de que algo anda mal.

como saber si su boa constrictor es saludable

Sin Regurgitación

La regurgitación crónica es un problema bastante común en el que su boa regurgita alimentos parcialmente digeridos. Debido a que puede conducir a la deshidratación y potencialmente matar a tu serpiente, es importante que siempre revises el hábitat para asegurarte de que no hay trozos de presa regurgitada alrededor. Aunque puede ocurrir en cualquier momento, el momento más común para la regurgitación es entre tres y cinco días después de haber ofrecido comida. Una boa sana no debe regurgitar nunca, así que si lo notas, una visita al veterinario es para determinar qué está causando el problema. La regurgitación podría ser causada por cualquier cosa, desde el estrés hasta las bacterias, incluyendo la presencia de un retrovirus grave que causa la enfermedad corporal de inclusión (IBD), que no sólo es mortal sino también contagiosa para otras serpientes.

Piel sana

Las boa constrictoras tienen una piel lisa con marrones y negros brillantes. Los bultos podrían ser una indicación de todo, desde cáncer hasta cicatrices, que a menudo aparecen después de la mordedura de una presa viva. La descamación, la putrefacción de las escamas o la secreción de la piel podrían indicar la presencia de bacterias y podrían requerir antibióticos, que suelen aplicarse directamente sobre la piel. Una boa constrictora sana se desprenderá de su piel fácil y completamente. La descamación parcial podría ser un indicio de disecdisis, una forma anormal de descamación causada por parásitos, estrés agudo o problemas nutricionales.

Respiración suave

Una boa sana respirará suave y silenciosamente, así que no podrás oírla. La dificultad para respirar es a menudo un signo de una infección respiratoria. Si su boa hace sibilancias, tiene dificultad para respirar o ve salir alguna secreción de su boca o fosas nasales, su boa está enferma o muy angustiada.