No es absolutamente necesario saber el género de su iguana mascota, pero ciertamente puede ser útil cuando se planifica cómo cuidar de su mascota. Conocer el género de tu iguana puede permitirte proporcionar un mejor cuidado específico para tu mascota, así como prevenir la reproducción no deseada si tienes múltiples iguanas.

Veterinario

El veterinario puede sondear el conducto cloacal de la iguana para determinar si su mascota es un niño o una niña. Su veterinario será la mejor persona para determinar con precisión el género de su iguana, especialmente si tiene una iguana joven. Las iguanas jóvenes son significativamente más difíciles de sexar correctamente. Si tu iguana tiene menos de un año de edad, un veterinario será la única persona que puede determinar con precisión el sexo de tu mascota.

como puedes diferenciar a una chica iguana de un chico

Apariencia masculina

Los machos adultos de iguanas maduras tienden a ser notablemente más grandes que las hembras maduras. Los machos pueden tener protuberancias en la parte superior de sus cabezas, así como púas más largas que bajan por la longitud de su espalda. Los machos también son más propensos a tener una gran papada debajo de su barbilla y grandes músculos junto a sus mandíbulas. Los músculos dan a las iguanas macho la apariencia de tener la papada hinchada. Las iguanas macho también tienen notables poros femorales en el interior de sus patas.

Apariencia femenina

Las iguanas hembras tienden a tener cuerpos más largos y delgados que sus homólogos masculinos. También tienen cabezas más pequeñas y no tienen protuberancias en la parte superior de sus cabezas. Las iguanas hembras son las únicas que ponen huevos. Si te das cuenta de que tu iguana ha puesto huevos, entonces puedes saber con absoluta certeza que posees una iguana hembra. Las iguanas hembra desarrollarán huevos sin importar si se han apareado físicamente con un macho o no. Durante la temporada de cría, su hembra puede parecer delgada en las patas y la cola con un vientre abultado.

Comportamiento

Durante la temporada de reproducción puede que notes cambios en el comportamiento de tus iguanas según el sexo. Los machos son conocidos por ser significativamente más agresivos, pueden comportarse de manera territorial e incluso mostrar comportamientos físicamente amenazantes, incluyendo morder y atacar. Algunos machos también se vuelven de color naranja durante la temporada de reproducción. Las hembras de las iguanas pueden ser menos propensas a comer o dejar de comer durante la temporada de reproducción. Las hembras también pueden mostrar un comportamiento de excavación o tratar de construir un nido.