Las botas de campana de caballo ayudan a proteger la delicada composición del pie y la pierna del caballo. Cuando un caballo se tambalea, corre o trota, a menudo se excede o se sujeta la parte trasera de su pata delantera con su pata trasera y causa daño. Hay dos tipos de botas de campana: las de tirar y las de velcro. Cada tipo proporciona una amplia protección cuando se trabaja, se hace ejercicio o se monta a caballo.

Tire de

Paso 1

como ponerse las botas de campana correctamente

Sostén los botines de campana con ambas manos. Dales la vuelta.

Paso 2

Párese a un lado de la pierna de su caballo. Levántale la pata y gírala para que veas el fondo.

Paso 3

Desliza la bota de la campana sobre su casco, empezando por la rana y trabajando hacia la gran parte del casco. Se aprieta donde el casco es más grande, así que estira la bota y tira de ella sobre el casco.

Paso 4

Ponga el casco del caballo en el suelo. Vuelva a dar la bota de la campana a su forma original. Debería cubrir la parte trasera del talón.

Velcro

Paso 1

Arrodíllate junto al casco de tu caballo. Por ejemplo, si le pones la bota en la pata delantera derecha, agáchate debajo del hombro derecho. Nunca te pares delante o detrás de tu caballo.

Paso 2

Ponga la parte gruesa y bulbosa de la bota de la campana en su mano con las tiras de velcro hacia arriba.

Paso 3

Sostén la bota en la parte trasera del casco del caballo, justo encima del talón. La parte gruesa de la bota encaja en la depresión sobre su casco. Ponga el velcro en la parte delantera de la bota sobre la parte superior del casco.

Artículos que necesitarás

Advertencia

  • ⚠ Asegúrate de tener el tamaño adecuado para el casco de tu caballo. Las botas que no se ajustan bien pueden ser peligrosas. No apriete demasiado las botas de velcro. Hará que se suban al tobillo.