Elegir los ingredientes adecuados para un alimento casero para perros para perder peso es esencial: Debes asegurarte de que tu perro reciba todos los nutrientes que necesita para mantenerse sano y fuerte. Antes de decidir qué ingredientes servir, discuta sus intenciones con el veterinario de su perro.

Empieza con la proteína más saludable que puedas encontrar

Aproximadamente el 50 por ciento de la dieta de su perro debería consistir en proteína animal magra, incluyendo pollo o pavo sin piel, huevos, productos lácteos bajos en grasa como el requesón y pescado. El pescado puede ser fresco o enlatado, pero si alimenta a su perro con pescado enlatado, asegúrese de que no tenga aceite añadido, ya que esto puede aumentar considerablemente el contenido calórico. Las proteínas pueden ser cocinadas o crudas, pero si está cocinando, asegúrese de no usar ningún aceite, ya que esto puede aumentar el contenido de calorías. Intente variar la proteína para que su perro coma de dos a tres tipos cada semana, lo que hace más probable que obtenga todos los nutrientes necesarios y evita el aburrimiento del paladar.

como poner un arnes hamilton en un perro

Varíe sus otros ingredientes

Los perros pueden perder peso comiendo vegetales sin almidón y granos enteros, pero los granos causan alergias en algunos perros, así que empiece con cantidades pequeñas y aumente sólo si no nota ningún efecto secundario. Haga un puré de vegetales saludables como calabaza, espinaca, col rizada y otras verduras de hoja, y mézclelas con la proteína. Proporcionan mucha fibra, lo que ayudará a su perro a sentirse lleno sin añadir toneladas de calorías, un excelente compromiso para la pérdida de peso. Para mantener el recuento de calorías bajo, cocine al vapor, hornee o hierva todos los ingredientes, ya sea juntos o por separado.

Otros beneficios

Una dieta casera baja en calorías y grasas tiene muchos beneficios. Al poder controlar lo que se incluye en una dieta casera, puede asegurarse de que su perro no reciba aditivos y conservantes. Puede preparar dietas caseras sin soja, trigo, maíz, productos lácteos y carnes con alto contenido de grasa, como la carne de vacuno. Estos ingredientes no sólo son altos en calorías y azúcares, lo que significa que contribuyen al aumento de peso, sino que también pueden causar alergias y una serie de problemas en los perros.

Una palabra de precaución

Las dietas comerciales han sido diseñadas para proporcionar a los perros todos los nutrientes que necesitan para una buena salud. Las dietas caseras, por su parte, corren el riesgo de presentar una deficiencia de ciertos nutrientes, como el zinc, las vitaminas D y E, el cobre y los ácidos grasos esenciales. La única manera de asegurar que su mascota obtenga todo lo que necesita es hablar con su veterinario y asegurarse de que le da una variedad de alimentos de la mayor calidad posible.