Empieza metiendo la mano en la jaula o recinto donde guardas la zarigüeya. Inicialmente, la zarigüeya abrirá su boca, sacará sus dientes y posiblemente hará un resoplido. Aunque esto puede parecer una postura de ataque, las zarigüeyas normalmente sólo muerden si las arrinconas o las agarras. Mantenga su mano en el lado opuesto del recinto y espere a que la zarigüeya se calme y se acostumbre a la presencia de su mano.

Espera a que la zarigüeya venga y te huela la mano. Esto puede tomar unos minutos, o requerir unos pocos intentos más tarde, pero las zarigüeyas son generalmente animales tan curiosos que eventualmente se acercarán a ti. Sólo asegúrate de no hacer ningún movimiento o ruido repentino que pueda asustarla.

como domesticar una mascota opossum

Da el siguiente paso y empieza a acariciar lentamente la espalda de tu zarigüeya después de que se haya acostumbrado a la presencia de tu mano en su recinto. Continúa moviéndote despacio y con constancia, procurando no asustar a tu mascota.

Toma la zarigüeya y levántala suavemente, asegurándote de no moverte demasiado rápido. Las zarigüeyas son generalmente animales que se mueven lentamente, y levantarse rápidamente después de recogerla puede hacer que se sienta como si fuera un disparo de una catapulta. Asegúrate de no agarrar a la zarigüeya por la cintura y dejar sus patas pegadas al aire. Deja que tu mascota apoye sus pies en el codo de tu brazo para que se sienta segura y bien apoyada.

Permita que su zarigüeya se siente en su regazo y eventualmente se arrastre sobre sus hombros y brazos, que es su naturaleza. Una vez que hayas llegado a este punto, tendrás una zarigüeya domesticada.

Puntas

  • Ofrecerle a tu mascota zarigüeya a mano chucherías como gusanos de la harina o grillos vivos es una excelente manera de conseguir que se unan a ti durante el tiempo que intentas domesticarlas.