Siendo sociables y vivaces, los cangrejos ermitaños son ciertamente atractivos como mascotas, pero no son realmente los animales de bajo mantenimiento que ciertos vendedores sin escrúpulos los hacen parecer. Necesitan el hábitat, la dieta, los accesorios y el cuidado diario adecuados. También viven más de lo que se podría esperar – por lo menos cinco años y a veces 25 o más – así que piense cuidadosamente en el tiempo que le queda antes de correr a casa con una caja llena de cangrejos.

Eligiendo tus cangrejos

Tanto las especies terrestres como las acuáticas tienen necesidades de hábitat muy específicas, y estas últimas necesitan un acuario de agua salada establecido. Los principiantes harían bien en optar por los cangrejos ermitaños terrestres, ya que el mantenimiento de un acuario marino requiere cierta pericia. En el comercio de mascotas aparecen varias especies de cangrejos ermitaños terrestres, todas con requisitos ligeramente diferentes, por lo que hay que investigar la especie que se desea conservar antes de establecer su hogar. Entre las especies más ampliamente disponibles y las más adecuadas para los principiantes se encuentran el cangrejo ermitaño del Caribe (Coenobita clypeatus) y el ecuatoriano (Coenobita compressus). Otros cangrejos ermitaños terrestres aparecen ocasionalmente para la venta, pero tienden a ser más delicados.

como cuidar de los cangrejos ermitanos para principiantes

El hogar perfecto

Estos cangrejos son activos y sociables, así que adopta más de uno. En consecuencia, consiga el tanque de vidrio o plástico más grande posible. El mínimo absoluto es de 10 galones, que podría albergar dos cangrejos pequeños, pero es mejor con un tanque de 20 galones o más grande. Otros elementos esenciales son dos tazones de agua, uno para el agua salada y otro para la fresca, un platillo de comida, una fuente de calor, esponjas, conchas, arena u otro sustrato adecuado, un refugio, un señor de las plantas y algo para que los cangrejos se trepen, como ramitas o cestas.

Calor y humedad

Comprueba los requisitos exactos de tu especie, pero los cangrejos ermitaños que es más probable que tengas necesitan un hábitat húmedo y cálido, con una temperatura de unos 75 a 85 grados Fahrenheit y una humedad relativa de alrededor del 75 por ciento. Utiliza un higrómetro para controlar la humedad y un termómetro para la temperatura. Nebulizar el tanque y el sustrato aumenta la humedad instantáneamente, mientras que las esponjas húmedas adicionales ayudan a mantenerla. Se puede suministrar calor adicional con una bombilla de calor (no con una lámpara de calor para los reptiles, lo cual es peligroso para los cangrejos ermitaños) o con una estera de calor debajo de un lado del tanque.

Casas móviles

A medida que sus cangrejos ermitaños crecen, necesitarán caparazones más grandes, por lo que proporcionan una selección de caparazones ligeramente más grandes que los que ya tienen. Como con otras decoraciones, esteriliza los caparazones antes de ofrecérselos a tus cangrejos. Hervir tiende a ser la forma más fácil y segura de hacerlo. Cepille cualquier suciedad y escombros primero. Usen una cacerola de vidrio si es posible y hiervan los caparazones por lo menos 20 minutos.

Cocina del cangrejo

Los cangrejos ermitaños son omnívoros, consumen una gran variedad de alimentos vegetales y animales. Un alimento comercial de cangrejo ermitaño constituye una buena dieta básica, pero la complementa con vegetales frescos, granos enteros y pequeñas cantidades de carne, pescado o huevo cocido. Utilice un suplemento de calcio para los cangrejos según las instrucciones: al igual que otros artrópodos, los cangrejos ermitaños necesitan mucho calcio para formar sus duros exoesqueletos. Junto con una dieta variada, los cangrejos ermitaños necesitan agua, tanto fresca como salada. Utilice siempre agua desclorada o embotellada para sus mascotas, no agua directamente del grifo. Utilice una mezcla de sal de acuario para preparar el agua para el recipiente de agua salada, que los cangrejos ermitaños necesitan para mantener la salinidad adecuada en sus cuerpos. Si tienes cangrejos pequeños, coloca esponjas en los tazones de agua para que tus mascotas no se ahoguen.