Para aquellos que quieren un pájaro con la personalidad de un gran loro pero sin el ruido, el desorden o los gastos, un loro es una opción ideal. Los loros miden apenas de 3 a 5 1/2 pulgadas de largo. No tienen la capacidad de chillar o gritar, en cambio producen más de un chirrido o un tweet. Con la atención diaria, pueden convertirse en cariñosas mascotas y, si se les cuida bien, pueden vivir de 15 a 20 años.

Uno es el mejor

Mientras que muchos pájaros disfrutan de tener un compañero de jaula, los loros se mantienen mejor solos. Los loros del tamaño de una pinta tienden a ser territoriales y agresivos hacia otras aves de cualquier tipo. Los loros son paquetes activos de energía, por lo que necesitan una jaula lo suficientemente grande para moverse y jugar, de al menos 18 pulgadas de largo por 18 pulgadas de ancho por 24 pulgadas de alto. Las barras no deben estar separadas más de cinco octavos de pulgada para que sus pequeñas cabezas no se atasquen. Atacar varias perchas de madera natural a diferentes alturas, y tal vez una percha de cemento o arena para ayudar a mantener los clavos recortados.

como criar loros

Despierto y dormido

A los loros les gusta estar cerca de la gente, así que pongan su jaula en un rincón tranquilo de una habitación concurrida. De esa manera, los loros se sienten como si fueran parte de la acción pero no están abrumados. Asegúrate de que la jaula no esté en un área con corrientes de aire o bajo la luz directa del sol. Los loros necesitan 12 horas de sueño por la noche. Cubrir la jaula por la noche les ayudará a asociar la oscuridad con el tiempo para dormir.

Juguetes y tiempo de juego

Los loros necesitan muchos tipos diferentes de juguetes en sus jaulas, desde cuerdas y juguetes masticables y campanas hasta escaleras, anillos y columpios. Tienen picos muy fuertes, así que escogen juguetes diseñados para cacatúas y conures en vez de para pericos. Asegúrense de que los juguetes sean resistentes; eviten los que tengan partes pequeñas o móviles, alambre o cuerda. Revíselos regularmente para ver si tienen piezas pequeñas, sueltas o áreas desgastadas. Los loros disfrutan del tiempo fuera de sus jaulas, pero deben ser supervisados de cerca en todo momento. Su naturaleza curiosa y ocupada puede causarles problemas por lesiones o por ingerir algo dañino, y a menudo son agresivos con otras mascotas.

Dieta y nutrición

A pesar de su diminuto tamaño, los loros necesitan mucha comida nutritiva para alimentar su estilo de vida activo. Ofrezca la comida en recipientes abiertos, porque los loros no pondrán sus cabezas en recipientes con tapa. Una dieta saludable para los loros debería incluir semillas diseñadas para las cacatúas, además de una variedad de verduras y frutas frescas picadas en trozos del tamaño de un bocado. Asegúrate de retirar cualquier sobrante de verduras o frutas en dos horas para que no se echen a perder. Ofrezca agua fresca diariamente, y cambie el agua si se contamina con semillas, alimentos u otros materiales.

Charla y Trucos

Los loros son artistas. Una vez que se han unido y se sienten cómodos con sus dueños, se les pueden enseñar trucos. Esto requiere mucha paciencia y tiempo, repitiendo cada acción una y otra vez hasta que el pájaro la repite. En cuanto a hablar, se estima que el 80 por ciento de los loros machos y el 20 por ciento de las hembras aprenden a hablar. Si hablar es importante para usted, compre un pájaro macho. Normalmente se necesita repetir una palabra muchas veces antes de que el pájaro la imite con una vocalización.