Los arácnidos tienen casi tanta diversidad de especies como sus primos lejanos, los insectos. Las arañas y las garrapatas constituyen la gran mayoría de los arácnidos, aunque la clase también contiene los escorpiones, vinagretas, escorpiones látigo, cosechadores y arañas camello. Los niveles de cuidado parental varían entre especies y órdenes, pero todos los arácnidos tienen una metamorfosis incompleta, lo que significa que los bebés se parecen mucho a las réplicas en miniatura de los adultos.

Apareamiento

El cortejo entre los arácnidos suele ser un espectáculo, que incluye varios gestos, toques, danzas y, a veces, sonidos. Las arañas usan sus pedipalpos para transferir el esperma a la abertura genital de la hembra. Un escorpión macho guía a su pareja hacia un paquete de esperma que ha depositado. Las garrapatas se aparean mientras la hembra está unida a su anfitrión. No es raro que el macho se convierta en la cena de su pareja, especialmente en arañas y escorpiones.

ciclo de vida de los aracnidos

Huevos y nacimiento

Algunas especies dan a luz a crías vivas, aunque la puesta de huevos es la forma más común de nacimiento entre los arácnidos. Las garrapatas hembras se liberan de su anfitrión después del apareamiento y la alimentación, y luego ponen huevos justo antes de morir. Los escorpiones dan a luz a crías vivas. Los escorpiones del viento, también conocidos como arañas camello o arañas del sol, entierran sus huevos, al igual que los cosechadores. También se muestran diferentes niveles de cuidado maternal entre los arácnidos. Los escorpiones bebés se suben a la espalda de su madre hasta su primera muda; algunas arañas también lo hacen.

Muda

Durante los estadios larvarios y ninfales, los arácnidos jóvenes se parecen a sus padres, aunque son mucho más pequeños en tamaño y a veces tienen una coloración y unos patrones diferentes. La muda es un proceso en el que las larvas y ninfas crecen y se deshacen de sus exoesqueletos cuando sus cuerpos se vuelven demasiado grandes para ellos. Las arañas mudan entre 4 y 12 veces durante su vida, mientras que los escorpiones mudan 5 o 6 veces antes de madurar.

Duración de la vida

La duración de la vida de los arácnidos varía mucho entre especies y tipos. Algunos escorpiones viven de 10 a 15 años, aunque el promedio es de 3 a 5. Las arañas pueden vivir hasta sólo 1 año, pero se sabe que algunas tarántulas viven décadas. Muchas cosechadoras sólo viven un año, mientras que las garrapatas pueden necesitar dos años para completar su ciclo de vida.