Los problemas de tiroides no son raros en los perros. Si su perro parece tener un problema de peso, puede que el estado de su perro sea algo más que la falta de ejercicio y la comida excesiva. Ciertas razas, como los golden retrievers y los galgos, tienden a ser más susceptibles a los problemas de tiroides que otras.

Indicaciones

Puede que no siempre sea obvio de inmediato que su perro sufre de un problema de tiroides. Hay algunas señales que hay que buscar. Si nota estos síntomas en su perro, asegúrese de consultar a su veterinario para averiguar si el problema es de tiroides. Si su perro se siente perezoso o no muestra interés en jugar; está ganando peso pero no muestra interés adicional en la comida; tiene la piel seca o pérdida de pelo, particularmente en la zona de la cola; sufre de infecciones bacterianas; sufre de resfriados recurrentes; o exhibe un comportamiento anormal como agresión, depresión o compulsión, un problema de tiroides es una posibilidad.

alimento para perros con problemas de tiroides

Diagnóstico

La mayoría de los perros a los que se les diagnostica una afección de la tiroides son razas de tamaño medio. Los problemas de tiroides pueden ser hereditarios y suelen afectar a perros de 4 años o más. Un veterinario deberá diagnosticar el problema, y podrá recomendar la mejor opción de tratamiento. La enfermedad de la tiroides puede ser difícil de precisar, pero suele descubrirse con una prueba de tiroides.

Hipotiroidismo vs. Hipertiroidismo

Cuando un perro sufre un problema de tiroides, suele ser hipotiroidismo, en el que la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. El hipertiroidismo es una condición en la que la tiroides produce demasiada hormona. El hipertiroidismo es menos común en los perros, pero ocurre.

Tratamiento

El tratamiento de los caninos con hipotiroidismo consiste típicamente en dos dosis diarias de tiroxina. La dosis se basa en el peso corporal del perro. La dosis es más efectiva cuando se divide, debido a la forma en que se metaboliza el medicamento. Lo más probable es que el veterinario quiera volver a hacer pruebas de tiroides después de que el perro haya tomado el medicamento durante uno o dos meses.

Comida para perros

Siga las recomendaciones de su veterinario con respecto a la comida de perro que le da con su problema de tiroides. Se le puede aconsejar que se atenga a la comida seca para perros y que evite los restos de comida o la comida enlatada. Su veterinario le dirá qué alimento es mejor para su perro. Siga una dieta natural y controle lo que come su perro.

Alimentos a evitar

Además de alimentar a su perro con alimentos saludables para él y su problema de tiroides, hay muchos alimentos que deben evitarse para cualquier perro. En pequeñas cantidades, el chocolate puede ser mortal para los perros pequeños. En los perros de razas grandes, puede causar graves problemas de salud. Los huevos son excelentes para los perros, pero nunca debe alimentar a su perro con huevos crudos; los huevos deben cocinarse igual que para el consumo humano. A muchos perros les encanta la comida para gatos, pero como no está formulada para perros, no es saludable para ellos. En cantidades razonables, la comida para gatos no le hará daño a su perro, pero evite que la coma. Las cebollas contienen una sustancia llamada disulfuro de n-propilo, que en última instancia puede destruir los glóbulos rojos en los perros, lo que conduce a la muerte.