Los nidos de hormigas, también conocidos como hormigueros o montículos, son complicadas redes de túneles y cámaras que pueden extenderse a gran profundidad bajo tierra, hasta varios metros en el aire o incluso a gran altura en los árboles. Se pueden encontrar más de 12.400 especies de hormigas en todo el mundo, y no todas ellas hacen túneles en el suelo, algunas forman altos montículos sobre el suelo o refugios tejidos hechos de hojas, mientras que otras usan sus propios cuerpos para crear refugio.

Nidos subterráneos

La mayoría de las especies de hormigas anidan en el suelo, excavando grandes laberintos de caminos y cámaras bajo la superficie de la tierra. La profundidad de estas complicadas colonias puede variar ampliamente de una especie a otra. La Pogonomyrmex badius, o la hormiga cosechadora de Florida, puede construir un nido de hasta 3 metros de profundidad cada año, mientras que la especie de hormiga más grande de Florida, la Camponotus socius, hace un túnel de sólo 60 centímetros en el suelo. El Messor aciculatus de Japón tiene el récord de nidos más profundos, que pueden extenderse 4 metros hacia abajo en la tierra.

a que profundidad llegan los nidos de hormigas

Los hormigueros

Las hormigas de madera construyen sus casas tanto en el suelo como sobre la tierra, con un típico montículo de poco más de medio metro de alto y compuesto de hojas y ramitas de los alrededores. En 2005 se encontró un hormiguero en Northumberland (Inglaterra), que medía más de 1,7 metros de altura, con una extensa red de túneles subterráneos debajo. Las hormigas de madera pasan el verano en el nido superior sobre el suelo, y luego se retiran bajo tierra en el invierno cuando las temperaturas son más bajas.

Nidos tejidos

Las hormigas tejedoras, en lugar de usar el suelo como cimiento para sus casas, eligen construir sus nidos en lo alto de las copas de los árboles de las selvas tropicales. Largas cadenas de hormigas obreras pegan y sujetan las hojas con una secreción formada por sus larvas. Una vez completado, el nido de hojas tejidas se parece a un balón de fútbol en tamaño y forma.

Vivaques

Los vivaques son nidos temporales y móviles formados por los cuerpos de las hormigas vivas uniendo sus patas entre sí. Estos nidos, en lugar de estar ocultos bajo tierra, se forman en espacios abiertos y pueden extenderse desde colonias de sólo 80.000 hormigas hasta más de 300.000 cuerpos encerrados juntos.